jueves, 7 de septiembre de 2017

Organización criminal

Qué disgusto. Comienza el curso y nos encontramos, cual Guadiana, con el caso de la SGAE salpicando a la UPM. Uno de sus profesores, Rafael Ramos Díaz, del Departamento de Organización y administración de empresas, ha sido imputado por el juez instructor de la Audiencia Nacional por si los hechos investigados fueran constitutivos de delitos, entre ellos el de organización criminal.

Además, aparece citado en el auto judicial nuestro Vicerrector de asuntos económicos, Antonio Hidalgo Nuchera, como titular del 39,99% de las participaciones de la sociedad SCIRALIA, S.L., que el juez instructor considera que "podría ser, como otras de las investigadas, una sociedad instrumental que estuviese amparando la circulación de fondos entre los investigados así como la justificación de gastos de índole particular ajenos a una actividad mercantil vinculada a su teórico objeto social." Dicha sociedad mercantil es considerada responsable civil.

Dada la magnitud de los hechos y lo que supone para la imagen de la UPM y sus niveles de excelencia, hemos preguntado a fuentes del rectorado si el Vicerrector Hidalgo había presentado su dimisión o había sido cesado por el Rector Cisneros, confirmando que de momento sigue en su puesto.

Antonio Hidalgo, Vicerrector (UPM)