miércoles, 4 de septiembre de 2013

Picata minuta

¡Good morning, UPM!

Ya estamos aquí de nuevo, para solaz del populacho y disgusto del poderoso, cual esclavo montado en el carro del triunfo susurrando al César Carlos que es un hombre y no un dios. Constructivos que somos en nuestras críticas, como siempre.

Hoy nos hacemos eco del malestar generado en la comunidad universitaria upemera a cuenta de las becas PICATA en el Campus de Excelencia Internacional. Aumentan las quejas por nepotismo, las milongas de mucho cuidado que se inventan los responsables del asunto y el lamento, habitual por estos pagos, de que dichas becas no son para los mejores sino para los amigachos y amigachas.

A quien corresponda.


1 comentario:

  1. Anónimo6/9/13 15:59

    El campus de excelencia, la certificación ABIT, los Institutos de Investigación,... Afeites caros todos ellos para intentar que esto parezca una universidad de prestigio; y ni por esas, ni pagando certificaciones, ni poniendo trepas en los institutos de investigación, consiguen disminuir el desprestigio que tiene la UPM; al contrario, lo aumentan día a día, por méritos propios.

    He dicho.

    CAVERNÍCOLA.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados. Respeto y nada de insultos. Gracias.